lunes, 1 de noviembre de 2010

Selección

Después de un año conociendo este blog, y visto que en este curso todavía no se ha atrevido nadie a publicar, he decidido plasmar aquí mis ganas de escribir para contaros un poco mis experiencias en los procesos de selección en los que he participado a lo largo de estos últimos meses.
Sé que es un tema que interesa bastante, y que puede que a muchos de vosotros os haya empujado a elegir la asignatura de Recursos Humanos este cuatrimestre.
¿A quién no le gustaría que le dijeran lo que tiene quedecir y cómo tiene que comportarse en una entrevista de trabajo?
Pero, como os habrá dicho Carlos (y si no lo ha hecho todavía, ya lo hará), lo importante es ser natural. Evidentemente no vas a hablar al entrevistador como si fuera tu amigo de toda la vida, pero tampoco hay que intentar aparentar ser de una forma que no eres.

Lo primero que me llamó la atención cuando inicié la búsqueda de prácticas para la carrera fue que en algunos sitios me pidieran el expediente académico. Ahí fue cuando me acordé de la famos
a frase que tanto se ha repetido: "Si con un 5 vale, total, ¿luego quién va a mirar la nota?". Mentira. Miran la nota y te preguntan sobre tu expediente, así que mejor tener los nueves boca arriba...

En cuanto a las entrevistas, cuando haces unas cuantas se van quitando los nervios que tenías en la primera, y acabas mostrándote mejor a la persona que tienes enfrente.
También la experiencia como entrevistado te hace ver la calidad del entrevistador. Se nota cuando alguien se ha formado, en este caso en selección, y lleva trabajando tiempo en ello. Como consecuencia, podría decir que he disfrutado algunas entrevistas y he sufrido otras. No me he topado con ningún entrevistador profesional incisivo en lo personal, aunque en un caso sí tuve la tentación de salir cuanto antes de la sala, que parecía haberse convertido en una discoteca un sábado por la noche.


Respecto a las dinámicas de grupo os puedo decir que fui muy relajada. Probablemente os hagan decir algo en inglés, pero no tengáis miedo si no tenéis mucha fluidez, tampoco apuntan a nadie con una pistola para hacerle hablar.


Aquí no quiero dar consejos, porque al final nos armamos un lío con el cómo tengo que actuar si buscan a alguien con dotes de liderazgo y comprometido con la empresa... Lo que puedo decir es que es preferible no buscar comentarios de otros que ya hayan hecho una dinámica en la empresa X, porque te puede condicionar negativamente. Además, las dinámicas de grupo son algo muy entretenido, y si el tema que te toca en el caso es algo que te gusta te puede resultar bastante más interesante.

Lo que sí he podido comprobar es que la mayoría de los que participamos en una dinámica salimos de allí con mucha energía y ganas de comernos el mundo. No creo que haya una forma de hacer bien o mal una dinámica, siempre y cuando tengas un comportamiento correcto y expreses tus opiniones de una forma clara. Al final los seleccionados serán los que más se ajusten a lo que busca la empresa.

Otra cosa habitual en los procesos de selección son los psicotécnicos, pero no es un tema para darle muchas vueltas. Matemáticas, comprensión de textos, inglés, series abstractas... También son muy entretenidos, ¡y puedes aprender el significado de la palabra vericueto!

Irene
(Antigua alumna UC3M - LADE)

No hay comentarios: